Pinche las imagenes para expandir.
visite el sitio oficial: pulse aquí >

La historia comienza en 1868 ante las ventanas de los talleres de IWC en Schaffhausen, fluye el rio Rin apaciblemente, pero solo a unos kilómetros más adelante, el Rin se precipitará por las impresionantes cataratas que, entre otras cosas, ha hecho famosa la ciudad de Schaffhausen.

En efecto hace ya más de 140 años se inició en esta ciudad una empresa cuya historia ha pasado a formar parte de los fundamentos de lujo relojero.

Fue Florentine Ariosto Jones, ingeniero y relojero Americano, quien se desplazó a Suiza para fundar aquí  la “International Watch Company” y fabricar- con personal suizo altamente cualificado utilizando la maquinaria más moderna de la epoca- mecanismos de alta calidad y piezas de relojes para el mercado Americano.

Hoy en día, IWC continua con su espíritu de ingeniería, creando mecanismos precisos dentro del mundo de la alta relojería.