Pinche las imagenes para expandir.
visite el sitio oficial: pulse aquí >

Desde 1830, la historia de Baume & Mercier es la de una auténtica saga. De generación en generación, de hermanos a amigos, de complicaciones refinadas a innovaciones visionarias, el sueño familiar nunca ha dejado de cumplirse, y los relojes Baume & Mercier nunca han abandonado el ideal que desde hace 180 años se pone de manifiesto en el lema de la Maison d`Horlogerie: «No pasar nada por alto y fabricar sólo relojes de la más alta calidad».


El universo de Baume & Mercier está perfectamente representado en el seaside living, la vida al borde del mar, una filosofía de vida que se corresponde plenamente con los valores de convivencia, participación y perennidad que vehicula la Maison d’Horlogerie. Este acercamiento a un estilo de vida, que se transpone a los clientes de la marca, se expresa a través de la familia y los amigos, los seres más allegados que componen ese primer círculo en el que cada instante cobra todo su sentido.

Los Hamptons de Long Island reflejan a la perfección este ideal. Entre la tierra y el océano, entre el arte de vivir y el lujo de ser, los Hamptons son un lugar mágico y una invitación a la sabiduría que se pone de manifiesto en el nuevo eslogan de Baume & Mercier: La vida es una cuestión de momentos

Con este nuevo impulso, Baume & Mercier presenta una interpretación contemporánea de dos de sus modelos principales con las colecciones Capeland y Linea, nuevas referencias de Classima, con más clase si cabe, y con un nuevo código de diseño inspirado por la vida al borde del mar.

Todos los relojes llevan la letra Fi, símbolo de equilibrio y perfección, y signo de reconocimiento de la gran fraternidad que une a los seguidores de Baume & Mercier, una «familia del mundo» que comparte una visión generosa y desenfadada de la vida.